Seguidores

martes, 9 de agosto de 2011

Fanfic de Marvel (escrit por nuestra fiel tributo Candela Lobo Welsh ^^)

Hola a todos! Para empezar, perdón por no publicar, pero no he tenido tiempo ya que por las tardes no tengo internet ^^U Tambien quiero pedir perdón a la autora de este magnifico fanfic , por publicarlo con tanto retraso (los motivos son los anteriores ^^U). El fanfic esta muy bien hecho , y es de un tributo poco habitual (nada menos que Marvel!). Es el primero que leo  sobre él, y la verdad es que me ha encantado *_________*
Y ahora, sin más dilación os dejo con *redoble* EL FANFIC!(?)


¿Qué pretenden? No los entiendo. Tantas sonrisitas y miradas pícaras... ¿Acaso se les ha olvidado que estamos en Los Juegos del Hambre? No pueden vencer los dos. Yo nunca me he enamorado, pero sí sé que no reaccionaria de esa manera. Cato sigue siendo tan sádico como siempre y Clove, tan mortífera como de costumbre. Sin embargo, creo que deberían dejar las cuestiones sentimentales para luego. Aunque siendo del mismo distrito... es normal que se sientan atraídos el uno por el otro. Sin embargo, yo nunca me sentí atraído por Glimmer. Vale, era guapa y estaba buena, pero no es mi tipo. No he lamentado su muerte; la chica rígida y deforme que Cato encontró no se parecía ella. No sé si me hubiera llegado a gustar si nos hubiéramos conocido mejor, pero igualmente me alegro de que ella no esté aquí para comprobarlo.
Y qué decir del chico amoroso. Estaba claro desde el principio, solo quería proteger a la chica. Cato y yo nunca llegamos a confiar en él del todo. Al final, se descubrió el solito. Ahora debe estar agonizando en alguna parte del estadio, viendo que no puede hacer nada por el profundo corte de su pierna salvo observar como se desangra.
Todos estos pensamientos y más se arremolinan en mi cabeza mientras camino por el frondoso bosque del estadio. Empiezo a sospechar que esto no es más que una artimaña para confundirnos. Cato y Clove pensaban lo mismo, por eso hemos tomado diferentes direcciones, buscando al causante de las hogueras. Ellos tomaron la zona de la primera hoguera y yo llegué a la segunda hará unos diez minutos. Al no encontrar nada, seguí avanzando un poco. Todavía no he encontrado nada. Estoy apunto de dar la vuelta para reunirme con el resto del grupo cuando la veo.
Una hoguera de madera verde, mucha madera verde, lista para ser encendida. Me quedo donde estoy y la veo también a ella. Es la niña del Distrito 11. Revolotea de aquí para allá, trayendo y descargando madera.
Está amontonando más madera verde, pero creo que no le es suficiente y se interna más profundamente en el bosque en busca de más.
Cuando desaparece tras ellos, salgo inmediatamente de mi escondite. Coloco una red justo encima de donde hacía un par de segundos escasos estaba ella amontonando madera. Un tirón y quedará tan atrapada e indefensa que no tendrá tiempo para liberarse y terminar la faena.
Cuando termino, me vuelvo a ocultar tras los espesos arbustos desde los cuales puedo observar la hoguera.
La niña vuelve casi al instante de haberme ocultado yo. O me ha visto, o me ha sentido.
Empieza a mirar hacia todos lados y su expresión pasa de ser serena a ser una máscara de horror tan profunda que duele verla. ¿Cómo se ha dado cuenta de que he estado allí? Y sobretodo, de que sigo allí.
Al fin se da cuenta de que está en peligro de muerte y empieza a correr. Pero algo la detiene.
Debido a su precipitación, ha pisado la zona clave de la trampa y ahora está en la red gritando desesperadamente:
-¡Katniss! ¡Katniss!
Con que era eso. Está aliada con la niñata del Distrito 12. Cato se alegrará si ella decide venir a rescatar a la niña.
Entonces, emerjo de los arbustos y se queda paralizada por el miedo. Su piel morena a perdido todo rastro de color. Intenta liberarse de la red, pero no puede acceder a la mochilita que lleva colgada. Empieza a gritar y a decir el nombre de su aliada.
En pocos pasos llego hasta a ella y la arrastro hasta un lugar desde el cual pueda disparar mejor.
Encuentro una zona medianamente despejada y la suelto. Desde la lejanía me llega la voz de alguien:
-¡Rue! ¡Rue! ¡Ya voy!
Es la chica del Distrito 12, esa Katniss. Tengo que darme prisa si quiero que la niña deje de gritar.
Me situo a una distancia considerable y mi brazo coge impulso. La lanza le atraviesa el estómago y ella se encoge.
El grito de dolor de Katniss me hiela la sangre. Cuando quiero darme cuenta, me ha atravesado con una flecha. Me saco la flecha a duras penas y me desplomo sobre el suelo. No puedo ver, oler, sentir, otra cosa que no sea mi sangre que se escapa a una velocidad de vértigo de mi cuello.
Al final resultaba que Glimmer y yo no éramos tan diferentes. Glimmer... mi último pensamiento es para ella.
No es genial? ^^
Atte:
Mix!
la vigilante en prácticas

7 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado. Está muy bien escrito y me ha gustado leer algo de Marvel porque lo tenía un poco olvidadillo , felicidades Candela!

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Vaya no me he dado cuenta de firmar (no controlo esto del Blogger) soy Tina, tributo del 8.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Ohh candela este fic es simplemente magnifico! O*O enhorabuena! ;)
    Un besoo!
    Mireia_8

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar