Seguidores

domingo, 14 de agosto de 2011

Fanfic by Xaver (parte 5)



Hola , capitolienses!! ^^
Aqui os traigo la 5ª parte del fanfic de Xaver :3
Es genial, como siempre, y no le falta emoción, desde luego.
Espero que lo disfruteis tanto como yo!


Es más parecida a Katniss de lo que pensaba.

Esquivando todos los proyectiles que se dirigen hacia ella, Prim llega hasta el herido para socorrerlo, actúa sin perder la calma, se que su madre es medico pero ese tipo de autocontrol no lo aprendes en los entrenamientos, no me imagino que fue lo que vivió en el 12 para desarrollar esa actitud. Es entonces que la veo gesticula.

“Tranquilo, todo saldra bien”

Siento como si el tiempo se detuviese, es increible la paz que puede transmitir esta chica. De pronto escucho las bombas de nuevo, esto aun no ha terminado, no puedo quedarme mirando todo el rato, ya debieron reconocerla y están decididos a acabar con ella.

-¡Cubranla! ¡Cubran a Prim!- grito mientras le disparo a todo aquel que intente matarla, además el valor que acaba de demostrar corriendo de un lado a otro para ayudar a los heridos inspira a los nuevos que empiezan a reaccionar. Es hora de devolverles el daño.

-Francotiradores eliminados- indica Murder después de un tiempo, luego voltea a ver a Prim –sabía que estaba loca –dice sonriendo.

-¡Déjate de estupideces y pelea!- recrimina Charlotte por el auricular. Ella no es de esas chicas que por ser bonitas de aspecto sea un amor de persona, es bastante dura. Creció en el distrito 12, si bien solo los hombres pueden entrar a las minas ella logro ingresar unas cuantas veces para ayudar a sus padres a sostener su familia, de ahí viene su conocimiento en explosivos, logro conocer a Gale Hawthorne , el primo de Katniss, sin embargo creo que no se llevaron bien. “Es un idiota” me respondió cuando pregunte una vez acerca de él.

-Tenemos los objetivos listos, transmitiendo coordenadas- dice Jennifer finalmente, unos segundos después los misiles destruyen lo que parece ser un edificio lleno de suministros de polvora, el lugar arde en llamas unos momentos y explota llevándose consigo un gran número de agentes de paz y edificios.

-¡Por Katniss 305!- grito con todas mis fuerzas y nos arrojamos en contra del enemigo, los hombres y mujeres del 305 atacan con todo, tomamos el borde de la ciudad y empezamos a entrar en ella. Joseph limpia los edificios con su lanzallamas, se ve más cómodo usándolo, mientras que Charlotte detona explosivos en los que tienen armamento pesado en su interior. Descuelgo mi pica y empiezo a usarla como lo hacía en los juegos, la punta de lanza es útil para los ataques frontales, si alguien intenta sorprenderme puedo usar la pequeña hoja de hacha o la punta de martillo que están a los lados del arma. Además es el hecho de que sea del largo de una persona evita que mis enemigos se acerquen lo suficiente.

Mientras tanto Prim y un grupo de soldados dan auxilio a los heridos, son cubiertos por Murder y Mason, Jennifer se encarga de dirigir los misiles.

Los agentes intentan contener nuestra arremetida sin exito, matamos a todo aquel que vista escudo del Capitolio en el brazo, algunos de los nuevos deciden usar sus armas como garrotes en vez de recargarlas. Gran parte de los novatos tenia familiares en el distrito 8 y gran parte de ellos los perdieron cuando volaron el hospital.

Finalmente los agentes se dan por vencidos y deciden retirarse antes de perder mas efectivos. Abandonan a sus moribundos  y huyen hacia el centro de la ciudad. Tras una matanza de más de 5 horas el lugar finalmente es nuestro.

Al inspeccionar la zona en busca de alguien a quien interrogar descubrimos que no hay nadie realmente util, se que suena cruel, pero esto lo aprendimos del Capitolio. Ademas muchos de los agentes que quedaron abandonados en el campo tienen heridas abiertas bastante grande, es una lenta agonía para ellos.

De repente uno de mis soldados se acerca -Señor, creo que encontramos algo- dice y me lleva con el, cuatro casas más alla lo veo. Es un oficial del Capitolio, lo más probable es que recien lo sea debido a su edad.

-Esta alucinando por la fiebre señor, no le queda mucho.

Intento razonar con él pero es casi imposible, lo unico que hace es sujetar fuertemente un pedazo de papel y una tarjeta a simple vista, cuando por fin logro llamar su atención me ve directo a los ojos, agarra mi mano con fuerza tomandome desprevenido, los hombres que nos rodean empiezan a apuntarle con sus armas, es entonces que me entrega el papel y la tarjeta balbuceando algo que no puedo comprender.

Reviso la tarjeta y veo una imagen en ella, dos muchachos, no mayores de 13 años y una niña de aproximadamente 5 años. Estan abrazando a una mujer y los cuatro sonrien. Al verlos los balbuceos empiezan a cobrar sentido.

-Familia... carta... por favor...

-Hare llegar la carta a su familia, puede estar tranquilo- le digo para calmarlo, el simplemente sonrie y deja de respirar.

-Desde ahora recogeran y guardaran todos los documentos personales de los moribundos- digo mirando a mis hombres con el papel y la fotografía ensangrentada aun en las manos -cuando acabe esto lo entregaremos a las familias correspondientes.

Algunos no estan del todo de acuerdo pero se comprometen a hacerlo, despúes de todo aunque sean del Capitolio estos tambien son soldados. Tras de un tiempo, al pasar al frente de un edificio logro ver mi reflejo en el cristal roto de la ventana. No me veia así desde hace 6 años cuando gané los juegos del hambre.

Al evaluar nuestras perdidas esto por poco y se convierte en un desastre para nosotros, muchos murieron, la mayoría a causa de los francotiradores, sin embargo gran parte de los heridos se salvaron gracias a Prim, incluso el herido en la pierna.

-Buen trabajo señorita Everdeen

-Gracias sargento Harrison, pero llámeme Prim, no me gustan los formalismos.

-Te llamare Prim siempre y cuando tu me llames por mi nombre y no por mi apellido, ¿de acuerdo?

-Está bien James- responde con una sonrisa.

-¡Prim, la chica en llamas!- bromea Murder acercandose con los demás–sabia que eras capaz de aventarte a la muerte y salir ilesa.

-Eres dura y se nota que tienes muchas bolas, eso me agrada- dice Charlotte poniendo su brazo sobre su hombro.

-Gracias, pero no lo hice sola –responde Prim humildemente.

-De no ser por ti todos muchos estarían muertos- insiste Jennifer, Mason asiente con una sonrisa. –No tienes nada que decir Joseph- dice inmediatamente Murder al ver al chico callado.

-Ah… si claro… hiciste un buen trabajo- dice intentando salir del apuro, Prim le agradece con una sonrisa. Luego Charlotte la lleva a tomar algo junto con Jennifer y Mason dejándonos a los tres solos.

-¿Algún problema Romeo?- pregunta Murder

-Cállate- responde Joseph y se aleja rápidamente.

-¡Tranquilo, tienes 16 años, pueden hacer una bonita pareja!- insiste mientras Joseph intenta ignorarnos y nosotros empezamos a reír.

Tras unos momentos, Jennifer menciona que no ve a ningun agente en los alrededores, información confirmada por inteligencia. No sé si confiar en inteligencia, pero al parecer el Capitolio no esperaba esta respuesta. Además Jennifer es una de las mejores unidades de reconocimiento del ejército. Decido que podemos tomar un descanso cuando llega un cargamento y una nota de Plutarch

“Buen trabajo Teniente Harrison”. Ok lo admito, es mejor que te suban el rango de este modo que como cuando ascendí  a sargento.

-Felicidades- dice Murder –eso me convierte en sargento.

-Supongo que si

-¿Qué hay en esas cajas?

Reviso la lista de inventario y sonrió, después de hoy nos merecemos algo así.

-Atención 305- digo con voz fuerte –yo pido lo mejor y doy lo mejor- abro una caja- aquí hay cerveza, y aquí entretenimiento- digo al abrir la otra – ¡Diviértanse, es una orden!

No hay riesgo de que el 305 tome hasta emborracharse, sabemos que el Capitolio puede contraatacarnos, una chica del distrito 6 toma el violín y empieza a tocar música, se forman parejas y todos empiezan a bailar. Eso nos diferencia del 13, nosotros si vivimos.

-¿Gusta bailar señorita?- pregunta Murder a Charlotte con una reverencia.

-Encantada tonto- responde ella con su clásico humor. Mientras que Jennifer hace pareja con un chico del 6 y Mason empieza a bailar con una chica del 8.

-¡Hey Joseph!, ven acá- digo al ver al chico dando vueltas por ahí. El viene, sin embargo aun sigue molesto.

-Tranquilo, no te molestare con Prim- le digo para calmarlo –sin embargo, sería bueno que hables con ella. Se amable quieres.

-Si señor- responde

-Bien, sabes, invítale algo de tomar. Eso sí, no le des alcohol. No quiero problemas.

-Está bien- dice y se dirige algo nervioso hacia ella. Los veo hablar, servirse algo y conversar. Si, Murder tenía razón, hacen bonita pareja. De repente ella lo lleva para bailar, no sé si son los nervios o si realmente no sabe bailar, el hecho es que Joseph pisa mucho los pies de Prim. Ella no se molesta en lo absoluto.

Debemos disfrutar esto, después de todo, tal vez mañana estemos muertos de todos modos.

Y, no solo eso, sino que además, Xaver me ha pasado también un video musical del grupo Sistem of A Down, que le recuerda a como se imagina él el recibimiento de los vencedores de los juegos del hambre :)
Aqui os dejo el link :3
Atte:
Mix!


1 comentario:

  1. WoW! Xaver, está genial! No te lo pude decir en el otro porque el ESTÚPIDO Blogger (me estás oyendo, asqueroso? ¬¬) no me dejaba comentar ni aquí ni en la cbox -.-
    Un besoo!

    Ah, y estoy viendo a ver si me pongo a dibujar a (no os hagáis ilusiones, no es Finnick)... Cashmere! (?) I <3 District 1 tributes! (?????)

    ResponderEliminar