Seguidores

martes, 9 de agosto de 2011

Fanfic by Xaver (parte 4)

Hola a todos, habitantes!
Como podeis ver, ya me he puesto en marcha de nuevo ^^ Y que mejor manera de celebrarlo que con la continuación de los Fanfics de Xaver! *aplausos*
La verdad es que esta muy bien escrito, y llega a resulta adictivo ^^ Además , este capitulo es muuuuy emocionante :D
Asi que un aplauso todos para Xaver, y su fanfic!

-¿Qué demonios?- es lo único que alcanzo a decir, después de todo ella
apenas tiene 14 años.

-Enfermera Everdeen reportándose- me responde ignorando mi reacción
inicial –aunque pueden llamarme Prim- solo se una cosa, o alguien
cometió un error o al 13 no le importa correr el riesgo de perder
menores de 16 años de edad.

-Acompáñame- le digo mientras la llevo a su puesto –fórmese allí. Los
refuerzos se limitan a no decir nada, sin embargo mis compañeros no
son tan prudentes.

-Eres la hermana de Katniss, ¿eres una asesina igual que ella?-
pregunta Murder con una sonrisa de oreja a oreja ante la sorpresa de
Prim.

-Katniss no es una asesina- responde, es obvio que la pregunta no le gusto.

-No lo digo en el mal sentido, ¿quiero decir si eres tan dura como ella?

-Deja a la chica en paz Murder- sale Charlotte a su defensa –no le
hagas caso, nuestro tirador experto es algo imbécil. Eso logra que
Prim sonría un poco mientras que Murder suelta una carcajada.

-Ok, basta de charlas, fórmense rápido que tenemos planes que cumplir-
ordeno, Jennifer y Mason le dan la bienvenida a Prim y Joseph solo
asiente con la cabeza, parece algo incomodo.

Una vez en formación paso lista para una rápida inspección veo todos
tienen armas nuevas. Joseph cuenta con dos metralletas pequeñas
aparte de su lanzallamas, una dispara municiones normales y la otra
dispara balas incendiarias, además se hizo de muchas granadas del
mismo tipo. Murder cuenta con uno de esos rifles nuevos de doble
acción, aprieta un botón y deja de ser automático de calibre 30 para
funcionar como un rifle de precisión, parece que Charlotte tomo todos
los explosivos que pudo mientras que Jennifer y Mason llevan muchas
armas para el combate cuerpo a cuerpo. Los nuevos llevan armamento
estándar.

-¿No tomaras nada nuevo de la mesa?- pregunta Murder al ver que llevo
mi rifle y mi pica de siempre

-No, tengo todo lo que necesito conmigo- respondo -ahora escúchenme,
soy el Sgto. James Harrison del 305, a los nuevos, solo tengo una
regla: Aquí todos pelean, nadie corre. Si lo hacen, los mato yo mismo.
¡¿Entendieron?!

-¡Si señor!- gritan al unisonó, esa es la regla y el lema del 305,
alguien me dijo una vez que la sacaron de una película de lo que según
los libros fue el siglo XX, hay que admitir que funciona.

-Bien, esta es la situación, el 451 está en camino, eso significa que
Katniss Everdeen llegara con la unidad especial de francotiradores-
índico notando la molestia que causa esto a Murder. El fue llamado al
451, pero el hecho de que pertenecía al distrito 13 hizo que ignorara
la solicitud, no sin antes dar su opinión personal sobre ellos. Cuando
supo que Katniss formaría parte de ellos solicito su traspaso a esa
unidad, Coin categóricamente lo mando al demonio. El la odia desde
entonces.

-Debemos hacer que los agentes de paz retrocedan a su ciudad- continuo
–de este modo el 451 podrá avanzar hacia el palacio de gobierno, el
ataque será frontal, inteligencia dice que hay medio millar de ellos
allá, pelearan cada centímetro porque es su casa, ¡pero nosotros la
tomaremos!- los gritos de ánimo se dan a escuchar.

-¿Los idiotas del distrito 13 formaran parte del asalto?- pregunta Charlotte.

-Sí, ellos irán por la parte oeste, nosotros por el norte- le digo
-¿alguna otra pregunta?- todos niegan con la cabeza.

-Bien, esperen la alarma- ordeno mientras nos cubrimos en los
escombros de lo que una vez fueron trincheras. De repente se oye el
silbato.

-¡Adelante 305!- grito e inicia el ataque, junto a las fuerzas de
Giles, Lyme y Paylor en diferentes puntos un grupo total de 700
rebeldes ataca el Capitolio. Los morteros de atrás nos cubren y
avanzamos sin mayores problemas hasta el borde de la ciudad. Entonces
los agentes de paz salen de sus escondites. Algo está mal, a no ser
que los 500 agentes que defendían la ciudad estén concentrados en este
lugar ahora mismo.

-¡Al suelo!- alerto a mis soldados cuando empiezan a caer bombas sobre
nosotros, hay cañones a lo largo del borde de la ciudad, los agentes
de paz convirtieron los edificios vacios en verdaderas fortalezas para
cubrir a sus combatientes en las calles.

-¡Maldición, que está pasando!- grita Murder. Está claro que alguien
cometió un gravísimo error y que debería ser fusilado por ello.

-¡Mason, comunícame con Plutchard ahora, el resto siga abajo!- con
tantos cañonazos sobre nosotros apenas podemos escucharnos los unos a
los otros. Mientras tanto Mason envía señales al comando central.

-Aquí comando central, habla Plutchard, ¿cuál es su situación?-
escucho a Plutchard por el auricular.

-¡Aquí el Sgto. James Harrison del 305 señor!- casi gritando –¡las
defensas son impenetrables, no podemos avanzar!

-No lo entiendo, se suponía que la misión era segura- responde –espere
un momento- al parecer no somos los únicos en problemas ya que logro
escuchar las transmisiones de los demás. Todo indica que el Capitolio
esta mas asegurado que lo que pensamos.

-Escúchenme todos- finalmente dice Plutchard –no podemos enviar apoyo
en este momento, deben seguir avanzando, sin embargo podemos desplegar
misiles tierra-aire, úsenlos bien porque no tenemos muchos disponibles
ahora. ¡Buena suerte soldados!

No hay tiempo que perder –Mason, tú hermana y tú identifiquen
objetivos para misiles tierra-aire, solo objetivos que sean vitales
¿entendido?- ordeno por el micrófono, Mason me responde con código
Morse e inmediatamente se dirige con Jennifer a un punto de
observación.

Doy un vistazo a mi unidad, al parecer todos seguimos vivos. Aunque el
miedo se refleja en los rostros de los nuevos, a excepción de Prim, su
expresión sigue igual que cuando llego.

-Bienvenida al matadero niña- dice Murder cuando escucho la voz de
Jennifer –Agentes de paz se dirigen hacia ustedes.

Tiene razón, una manada de agentes viene directo hacia nosotros
–¡Mátenlos!- grito e inmediatamente todos empezamos a disparar. Ellos
caen como moscas pero vienen más cada vez tomando los edificios para
montar nidos de ametralladora, Joseph dispara munición incendiaria
antes de que la mayoría de ellos pueda cruzar las puertas, no es tan
efectivo como el lanzallamas pero evita que lo identifiquen lo cual no
lo convierte en un objetivo. Mientras que Charlotte dispara granadas
hacia las ventanas eliminando a todo agente que se asome.

-¡Francotirador!- grita uno de los nuevos, pero ya es tarde, una bala
le perfora la cabeza. De repente muchos empiezan a caer muertos, no es
un único francotirador y están decididos a matarnos a todos.

-Encárgate de ellos- le digo a Murder, sin oírlo dos veces Murder
adecua si rifle y se pone en posición, no lo llaman así por nada, en
el entrenamiento demostró que era capaz de acertar en 40 objetivos
lejanos en menos de un minuto, eso sumado al hecho de tener un rifle
calibre 30 despierta algo en su interior. –Diez objetivos en la mira,
disparando- indica por el auricular y se oye el estruendo del arma, es
mucho más fuerte cuando se usa para este propósito. Sin embargo la
cortina de fuego evita que sea veloz esta vez.

-¡Ayúdenme, por favor!- uno de los nuevos acaba de recibir un impacto
en la pierna, cuando volteo a verlo lo encuentro retorciéndose del
dolor, no creo que lo logre, va a morir aquí y no podemos hacer nada
para ayudarlo.

La escena dura apenas unos segundos, entonces la escucho gritar.
-¡Alla voy!- sin importarle que los balazos se dirijan hacia ella,
Prim corre hacia él.



Dios, me encanta! ¿no pensais que es muy emocionante? ;)
Atte:
Mix!!
La vigilante en practicas 

No hay comentarios:

Publicar un comentario