Seguidores

martes, 23 de agosto de 2011

Fanfic by Xaver (creo que es la novena parte, aunque no me hagais mucho caso XDD)

Heeello, tributes, and welcome to the hunger games!
Vale, eso va por el arrebato bilingüe de la tag XD Porfin,y despues de mucho tiempo, me he dignado a publicar el (noveno?) nuevo capitulo del fanfic de Xaver ^^ La cosa está muy interesante, y yo ya espero con ganas el próximo! ¿Vosotros que decis?


Esto no está pasando.

Mientras veo lo que quedo del 305 el panorama se vuelve más desolador. Nos vemos obligados a rematar a los heridos, Jennifer llora la muerte de su hermano mientras Charlotte intenta consolarla, Prim camina de un lugar a otro con la mirada perdida, Joseph se le acerca y ella no lo resiste más y se echa a llorar a sus brazos. Siento que apenas puedo respirar. Me apoyo sobre el escritorio de una de las casas abandonadas mientras Murder intenta calmarme.

-No fue tu culpa.

-Esto no debió pasar… esto… ¡esto no debió pasar, maldita sea!- grito arrojando todo lo que había en el escritorio al suelo.

-¿Señor?- pregunta un soldado de repente –señor, Plutarch desea verlo.

-Ahora mismo me dirás porque la mayoría de mis hombres están muertos- es lo primero que digo cuando me acerco a la pantalla de Plutarch -¡qué haremos ahora eh! Mi única enfermera, que digo mi enfermera ¡Mi único médico de unidad esta en shock ya que acaba de oír que su hermana, la que nos dio las fuerzas para pelear acaba de morir! ¡Maldición Plutarch, respóndeme!

-¡Cálmate!- grita él –¡¿Qué crees que fuiste el único que tuvo problemas muchacho?! Las tropas de Paylor apenas pudieron escapar, las de Lyme fueron arrasadas, a ella acaban de ejecutarla, Giles y sus hombres están desaparecidos- responde.

-Escúchame bien- le digo intentando contener mis deseos de destrozar esa pantalla –se suponía que este lugar era seguro, “inteligencia dice que el enemigo está retrocediendo” “inteligencia dice que todo saldrá bien”, ¿quieres saber lo que pienso de la grandiosa unidad de inteligencia?

-Sera mejor que cuide sus palabras teniente- inmediatamente dice Coin por una de las pantallas

-Con todo respeto señora, pero usted puede irse al…

-Recupere la calma teniente- dice Plutarch una vez más –los planes cambiaron, dentro de dos días atacaremos con todo al Capitolio, reagrupe sus fuerzas y prepárese para el asalto.

-Si señor- respondo con un gesto de odio hacia los dos. Me retiro sin que me den el permiso de hacerlo.

-¿Y bien, que está pasando?- pregunta Murder cuando regreso con él.

-Lyme está muerta y Giles desaparecido, solo Paylor pudo escapar- respondo –algo definitivamente no está bien aquí- digo mientras intento pensar –saben de nuestros movimientos, saben de nuestro número.

-¿Un espía?- me pregunta Murder intentando ayudarme.

-Más que eso- contesto –estoy seguro que es más que eso.

Cuando regreso donde mi unidad descubro que están enterrando los cuerpos, gran parte de nuestros suministros se perdieron en combate y los pocos heridos que lograron salvarse deben comer algo o morirán.  Aun tenemos las latas que encontramos en las casas, un soldado se dispone abrir la primera cuando de repente vuela en mil pedazos.

-¡Las latas son una trampa!- grita Murder mientras ordena a los hombres deshacerse de esas cosas. Somos la única unidad en pie en la ciudad, sin suministros y con poca munición. Somos peces en un barril. Mientras intento pensar que vamos a hacer escucho un leve silbido, nos cubrimos ante la posibilidad de que empiecen a llover bombas sobre nosotros. Los silbidos se hacen más fuertes, sin embargo no hay proyectiles dirigiéndose a nosotros.

-¡Mutos!- alerta uno de los del 305 cuando la bestia lo embiste y acaba con él.

-¡Defiéndanse!- grito mientas me cubro tras unos pilares. Si soltaron mutos significa que quieren acabar rápidamente con nosotros.

-¡Vengan aquí miserables!- chilla Jennifer -¡vengan a pelear como hombres! ¡Los matare a todos!

Cientos de mutaciones se nos abalanzan encima, blancos, deformes, con una rabia asesina  descontrolada. Debe ser el mejor diseño hecho jamás por el Capitolio. Son demasiados para nosotros, no los podemos contener.

Doy un vistazo a mis hombres, muchos están siendo prácticamente devorados por esas cosas, otros caen por disparos en la cabeza revelando que hay francotiradores en la zona. Prim sigue en shock, Joseph está intentando protegerla.

-¡No tengo balas!- grita el muchacho, le lanzo uno de los últimos cargadores que me quedan, su lanzallamas se agoto la otra vez. Cuando las coge un muto se lanza hacia él. Jennifer salta a tiempo  para protegerlos empujando a la bestia con todas sus fuerzas, eso atrae la atención de varias de esas cosas, la atacan  y empiezan a despedazarla. No hay manera de ayudarla, entonces ella me mira a los ojos y asiente. Eso solo significa una cosa: apunto a la cabeza de una de las mejores de mi escuadrón, reúno fuerzas y tiro del gatillo.

-¡Debemos ocultarnos, síganme 305!- ordeno mientras empiezo a correr hacia las alcantarillas, es la única forma de escapar del ataque de las mutaciones, volteo para ver si alguien me sigue. Joseph y Prim están conmigo, mientras que Charlotte trae del brazo a Murder, tiene una gran herida en el pecho.

-No  te mueras idiota- le dice ella, si no la conociera diría que está a punto de llorar.

Cuando diviso a lo lejos no veo a nadie más de los nuestros. Solo mutos y agentes de paz manejándolos como títeres, veo por segunda vez a Marcus, pero no está solo, un grupo de gente lo rodea, deben estar preparando la siguiente movida. Mis ojos no dan crédito cuando lo reconozco colaborando con el enemigo.

-¿Giles?- me pregunto a mí mismo, en ese mismo instante sus pantallas de comunicación se encienden, en una esta Snow al ver quien está en la otra quedo boquiabierto. Ahora todo tiene sentido: el hecho de que la defensa del Capitolio estuviera bien montada, la información falsa de inteligencia, las trampas esperando por nosotros, el hecho de que Peeta fuera asignado junto a Katniss sabiendo que esta inestable, la muerte de Katniss por las trampas cuando se decía que su mapa holográfico estaba actualizado…

Coin nos traiciono.


No hay comentarios:

Publicar un comentario