Seguidores

viernes, 1 de julio de 2011

Sonnet

Hola :D
Mientras TODOS (*O*) esperamos ansiosos Los Juegos del Hambre Virtuales (que repito por décimo cuarta vez, serán cuando llegue Mix, incluso después porque tendremos que organizarlos para que sean chachis) no os puedo dejar sin nada con lo que disfrutar. Lo primero quiero desearle a Ana que se lo pase genial en Canadá y que nos traiga fotitos de algún Peeta o algún Gale que compenetren con Marian *O* Hasta entonces, ella misma me envió los dos primero capítulos de una historia un tanto alucinante ^^ Va de una chica llamada Sonnet que ama tocar el chelo y bailar ballet, pero tiene un problema, tendrá que vivir LOS PRIMEROS JUEGOS DEL HAMBRE de la historia. Os dejo el primer capítulo para que os mordáis las uñas, ¡¡muahahahahaha!!.

Elevarme sobre la punta de mi pie, saltar, girar y volver a caer, pero en seguida levantarme y seguir moviéndome. Sigo el ritmo del agua, la melodía de los pájaros. Mis brazos forman parte del viento y mi pelo es otra de mis extensiones que se mueve con movimientos suaves y rítmicos. Vuelvo a la tierra para subir al cielo otra vez, cojo el arco y lo deslizo por las cuerdas de mi chelo Stradivarius, no sé lo que significa Stradivarius pero es algo así como un nombre.

- ¡Sonnet!

Tal vez sea la última vez que toque el chelo y baile ballet. No, me tengo que quitar esa idea de la cabeza, es lo único que tengo y nadie, ni siquiera el capitolio me lo va a quitar.

- ¡Sonnet!

- ¡ya voy!

Corro hasta Niridia, mi mejor amiga. Nos cogemos de las manos, estamos asustadas, tememos que haya una guerra. Algo raro sucede, sino ¿por qué nos han llamado a todos los chicos y chicas de entre 12 y 18 años?

Llegamos tarde y lo único que recibimos al preguntar qué pasa son “shhh! Y miradas fulminantes. Un susurro nos pone un poco al día. La señora con pinta de rica que está en el escenario saca un papel de una caja de cristal donde pone “chicas”.

- ¡Sonnet Carlone!

¿Qué pasa? ¿Por qué está mi nombre en esa caja? Muchas preguntas, demasiadas, mi sistema nervioso se paraliza, mis piernas no aguantan más me desvanezco en el momento.

Pestañeo, pestañeo, o eso intento. Estoy mareada, necesito vomitar, cuando abro los ojos del todo, una enorme cara excesivamente maquillada está enfrente mío, demasiado cerca, sonríe falsamente, el vómito se acerca a mi boca, me encantaría vomitarla en la car pero mi buena educación me dice que me gire y lo eche todo en el suelo. Sin querer mancho sus zapatos. La empujo y me levanto. Intento pronunciar algo

- Mi…mi…ch…che…chelo….mi chelo….

Me cuesta respirar

- ¿tú qué?

Su voz es demasiado aguda, parece que la hayan incrustado un silbato de cuerdas vocales.

- Mi chelo ¿Dónde está mi chelo?

- ¿qué dices niña? Me ha tocado a la peor de todo Panem ¡estás loca, aquí no hay ningún chelo!

La rabia me supera y me domina

- ¡MI CHELO, IGNORANTE! ¡QUIERO MI CHELO!

Me caigo sobre mis rodillas y unas manos calientes se posan en mis hombros. Me levanto, sé perfectamente quién es y eso me pone aún más nerviosa.

- Dejadme sola, necesito bailar-no reaccionan- ¡FUERA! ¡IROS!

Salen de la habitación algo aturdidos. Mi mente se queda en blanco. Vuelvo a ser yo. Mis piernas vuelven a funcionar, aunque tiemblan un poco. Bailo hasta que me vuelvo a desmayar por el cansancio, cinco horas sin parar, en mi escondrijo, mi oasis en medio de un desierto de confusión.

1 comentario:

  1. Woww! o.O esta chulísimoo!! Sube el otro rapidito, porfiiiiiiis(:
    Un besazo!

    ResponderEliminar