Seguidores

martes, 26 de julio de 2011

Fanfic y fanarts de candela lobo (tambien podreis observar como la vigilante en practicas se muere de envidia)

Hello!
Bueno, hoy os traigo dos cositas geniales de esas que hace nuestra artistaza, Candela Lobo ^o^
Para emezar, os traigo un dibujo en estilo manga de glimmer que es genial *_________*
En el mail me ponía "no estaba muy inspirada, pero bueno".
Yo, cuando estoy inspirada, lo único que puedo dibujar son moñigotes ¿Que dibujaras tu cuando estes inspirada? Un Velazquez Hungeriano ?
Mientras yo me paranoio con la habilidad artistica de nuestra tributo profesional, os dejo aqui su fanart ^^
LOL
Es precioso ¿No creeis?
Nota: Me ha gustado el detallito del anillo, ese que dice Cinna que no le permitieron llevar a la arena porque tenía un pichito venenoso XD Me encanta!

Y ahora, sinsajitos mios (?) os pregunto: ¿recordais ese fanfic de comadreja que nos mando Candela hace no-mucho?
*El publico responde un : Sí,sí!! emocionado*
Pues aquí os traigo la segunda parte , que en realidad es la primera, ya que narra el inicio de los juegos desde el punto de vista de nuestra querida Foxface ^^
Aqui os lo dejo:


Bueno, no hay nada que pueda hacer. No; claro que no quiero ir, pero ¿de qué sirve lamentarse? Hay que afrontar las cosas con seriedad y, por supuesto, intentaré hacerlo lo mejor posible. Por eso, cuando me llaman desde el estrado, subo con expresión resuelta. Mostrarme asustada y llorica no me ayudará para nada. Solo para que otros tributos me vean como una presa fácil e indefensa. ¿Asustada? Claro que sí, solo los perritos falderos del Capitolio, Distritos 2 y 1, se lo toman como algo que no sea una sentencia de muerte. Pero aquí, en el Distrito 5, valoramos más nuestra vida que el orgullo. Incluída yo misma.
No tengo ninguna habilidad especial, no sé nada sobre el manejo de armas, ni una constitución de fuertes músculos a excepción del cerebro. ¿Será suficiente? Ya pensaré en algo.

Me muestro cautelosa ante mi mentor. Hace mucho que ganó los juegos y creo que ni sabe como lo hizo. Seguramente fue un golpe de suerte, como el de Annie, la vencedora del Distrito 4. ¿A quién le importa? No me hace mucha gracia tener que intimar con él y de mi compañero puedo decir lo mismo. ¿Para qué? Hay muchas posibilidades de que muera en el baño de sangre de la Cornucopia y no merece la pena. No entiendo a la gente que se alía. Tarde o temprano uno de ellos morirá, y si no acabarán matándose entre ellos. A no ser que uno de ellos tenga intenciones ocultas... Pero en mi caso no creo que me quiera aliar con nadie y tampoco quiero encariñarme.
El chico de mi distrito parece que aún se cree que nada de esto es real, que de un momento a otro volverá a casa. Lo siento por ese chico, pero no va a salir con vida y no pienso ayudarlo. No va conmigo.
Él me mira en más de una ocasión, preguntándose muy probablemente si podrá contar conmigo. Cuando vé que no le he devuelto ni una sola mirada, se rinde. Ahora está peor. Le han tenido que dar calmantes y todo.

No sé por qué lo he hecho. Realmente no tendría que haberlo hecho, estoy demostrando que soy débil. Bueno, ya no me dará más problemas. No he podido evitar curiosear las caras de los tributos muertos de hoy, el primer día, con la esperanza de que el chico de mi distrito siguiera vivo. Ha muerto. Pues claro, ha sido mejor para él. No podía soportar la tensión de los juegos. Lo último que supe de él es que se había quedado parado en su plataforma nada más sonar el gong. Me alegro de no haberme quedado a ver el resto.
En fin, saco mis provisiones robadas con cuidado, temerosa de que se desvanezcan en cualquier momento.
Abro lo que parece un pequeño paquetito envuelto en papel arrugado. Tengo hambre. Me encuentro con varios trozos de carne reseca cubierta de sal para conservarla mejor. Me meto uno en la boca sin retirarle la sal y escupo la carne nada más llegar a mi boca. Mierda. Vaya porquería que cogió aquel chico... Aunque, visto de otro modo, fue una suerte que lo derribaran a mis pies. Ahora tengo sed. Dejo la carne a un lado y, a pesar de lo cansada que estoy, vagabundeo por los alrededores hasta encontrar el campamento de los profesionales. Me escondo entre los arburstos y espío lo que sucede a un par de metros.
Todos están dormidos menos Cato, Clove y un chico que no reconozco. Están charlando, pero se nota que están alerta. De vez en cuando, Cato le echa miraditas a Clove y ella se ruboriza ligeramente.
Al fin, el chico que no conozco se levanta y se echa al lado de Glimmer. Tal vez sea el del Distrito 1.
Cuando los últimos rasgos del chico desaparecen, Cato y Clove se ponen a charlar más animadamente que nunca y sobretodo, con la guardia baja. Esta es mi oportunidad.
Me acerco rodeando la tienda por atrás y me situo en la entrada de la misma. Un paso en falso y todos sabrán que estoy aquí.
Me deslizo entre las sombras entrecortadas de Cato y Clove y paso por el lado con sigilo y puedo el interior de la tienda. Todos duermen. La chica del Distrito 4 está extrañamente abrazada a lo que parece una hoja afilada. Yo haría lo mismo si no fuera porque no tengo lo que quiera que tenga la chica.
Escuadriño con la mirada cada rincón de la pirámide de provisiones y al fin encuentro una pila generosa de alimentos y... agua. Me acerco a la pila dando pasitos rápidos y cortos, se confunden con el crujir de las hojas y el silbido del viento de fuera.
Agarro la botella más cercana con fuerza para que no se me caiga debido a su peso. Empiezo a beber y solo paro cuando se me empieza a caer el agua de la boca y me empapo la camiseta. Dejo la botella con cuidado en su sitio y repito los pasos a la inversa. Cuando estoy apunto de volver a pasar al lado de la tienda, las voces de Clove y Cato me llegan medio metro más allá.
-Tengo frío, Cato -oigo decir a Clove.
-Sí, creo que nos están bajando la temperatura a conciencia; entremos -dice Cato girándose.
Entonces es cuando por primera y última vez el instinto me roba las riendas de mi conciencia y me manda lejos de allí en unos pocos segundos.
Cuando mi cerebro vuelve a tener el control estoy muy lejos del campamento de los profesionales. Y lo mejor, con la barriga llena.

Yay!! Me gusta mucho ^^ Bueno, tributos , ya sabeis, aunque estemos en temporada de juegos, no significa que no podais mandarnos cositas de estas, que nosotras las recibimos encantadas ^.^

Una cosa más: una habitante llamada Sara me ha enviado unos dibujos PRECIOSOS de Katniss y Peeta ^3^ Hasta ahí todo bien. El problema es que el formato en el que me ha enviado, blogger no lo detecta,y no puedo subirlo T^T Así que aprobecho tambien para pedir perdón a nuestra habitante, porque de verdad que me hubiera gustado que los vierais, pero no ha podido ser ^^U

Recordar que vuestras Sesiones privadas con los vigilantes deben de haber llegado antes de este lunes ^^ Enviarlas a : moekawaiimix@hotmail.com  ^3^
Un beso!
Atte:
Mix!
(La Vigilante en prácticas)

2 comentarios:

  1. Diooooooooooooooos *_________*
    Me encanta todo,el dibujo y la historia *___________________________*
    Qué chuchi,jope *_*
    Yo a lo mejor os envío uno de Gale,que ahora en verano estoy aburridísima XD Pero no os prometo nada,muahahahahaha ^^
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que os guste ^^
    Aquí estoy yo, haciendo dibujos de Glimmer en vez de escribiendo la prueba de los vigilantes... Al principio dije: vamos a dibujar a Glimmer! A ver si me viene la inspiración!
    El caso es que todavía tengo que ponerme a escribir la prueba -.-
    Saludooos!!

    ResponderEliminar