Seguidores

sábado, 18 de junio de 2011

Distrito en Llamas.


Vale, vale. Llamadme tonta y lo siento, no he publicado un capítulo desde hace días. Pero como prometí a Mix en el Retiro, cuando terminase los exámenes iba a escribir un capítulo, y aquí lo tienes. Como sabéis, Straw se ha ido y necesitaba darle un final... Aquí está. Llamadme sádica por la manera en la que la he "matado", me he asustado hasta yo pero no está mal XD ¡Espero que os guste!

Después de la muerte de Spencer, una mañana después de lo ocurrido, más que triste estoy enfadada. Tan enfadada con Johanna Mason que ni puedo mirarla a la cara.

- ¿¡Cómo se te ocurre!? – Acabo gritándole con unas lágrima de cocodrilo surcando mis mejillas.- ¿¡Cómo!?

Y me derrumbo en la explanada. Candy y Jvlivs me miran sin hacer nada y Straw se limita a seguir con su proceso de “momificación” a Spencer.

- Tranquila, ya le he contado todo y está arrepentida. No hace falta que la cargues más de culpa.- Dice Mix. Nunca la había visto tan seria y eso me molesta.

Simplemente suelto un “Vale, como tu digas, solo ha matado a una niña de seis años” y me tumbo dentro del frío saco de dormir, apartada de todos.

Oigo unos pasos en mitad de la noche que me alteran y me hacen abrir los ojos de golpe. Veo que una silueta se sienta en una roca, cerca de donde estamos durmiendo y se queda ahí parada, viendo las estrellas.

Oh, Capitolio, estrellas. Nunca las había visto de esta manera y es lo más bonito que he tenido ante mis ojos en mi vida.

Me levanto sin hacer ruido y me acerco a la silueta que poco a poco parece ser un hombre.

- ¿Precioso, eh? – Dice Vick cuando yo estoy a penas unos metros tras él. – Antes, en el Distrito 12, salía a verlas con mi madre y mis hermanos esperando a que Gale llegase de la mina. Yo era pequeño pero recordaba las explicaciones de mi padre sobre las constelaciones. Esa es la Osa Menor.- Dice dándose la vuelta, para mirarme y señalando al cielo.

- Sí, es espectacular. En el Capitolio no podía verse a causa del humo y las luces de la calle.- Digo al lado suyo.

- Lo que te perdiste...

Entonces me mira y me fijo, bajo la luz que emiten los astros, por primera vez en su cara. Es realmente guapo, al igual que su hermano y tiene unos ojos grises que son casi como dos diamantes dominantes en la noche.

Gira la cabeza de repente, asustado.

- ¿Has oído eso?

- Oh, Capitolio, otra vez no. ¿Quién andará ahí?

Vick carga su arco con una débil flecha hecha a mano y apunta a diferentes partes del bosque sin un objetivo completo.

Veo a mis amigas viniendo hacia mí. Straw parece realmente alterada.

- Oye Koype, hemos visto unos bichos. Una especie de escorpiones. Creo que son Colopendras.

Eso es lo peor que me podían decir. Colopendras fueron en su día, los mutos más escalofriantes del Capitolio. Son unos escorpiones que, si te pican, hacen que sufras una especie de ataque epiléptico pero eso no es lo peor, antes de morir, pasan por tu cabeza todos los malos momentos que has vivido en tu vida y el dolor de esos acontecimientos se multiplican por seis.

Nunca los utilizaron en Los Juegos del Hambre por ser extremadamente peligrosos así que, al no servir de nada, los soltaron en los bosques por si algún rebelde se saltaba las normas y cruzaba la alambrada.

Efectivamente, veo como un escorpión de unos treinta centímetros, nada menos, sale del bosque directamente hacia nosotros.

- ¡¡¡¡Todo el mundo arriba!!!!

Todos comienzan a recoger y salimos corriendo entre los árboles. ¡Oh, no! Candy, ¡nos hemos dejado a Candy!

Al parecer, no soy la única que me doy cuenta y veo como Straw sale disparada hacia ella para cogerla en brazos. Cuando está a punto de salir victoriosa y Vick coge en brazos a Candy para traerla hacia nosotros, un escorpión la alzanza.

Inmediatamente empieza a toser, a salirle espuma por la boca y, literalmente, a llorar sangre.

- ¡Straw! ¡Straw! – Oigo gritar a Mix

- ¡No! ¡Mix! ¡Tenemos que correr! – Le dice Posy arrastrándola hacia delante.

Johanna empieza a disparar hacia los escorpiones y veo como puede matar a todos, que serían unos once.

Cuando todos estamos tranquilos, Jvlivs, sudando y respirando con dificultad, le toma el pulso a Straw, que está petrificada en el suelo:

- Ha muerto.


ATT: KoypeMocking

2 comentarios:

  1. Joder un poco sadico si que es pero...
    ES LA HOSTIA con H!!!

    ResponderEliminar
  2. jajaja!!!! me encantan los escorpiones!!! :)

    ResponderEliminar