Seguidores

viernes, 13 de mayo de 2011

La historia de Ana. Capítulos 1 y 2 ^^ Los 76 Juegos del Hambre

Hola, habitantes. Antes de nada, algunos reclamáis más de Distrito en Llamas pero es que últimamente estoy súper liada con exámenes y este finde la comunión de mi hermano con lo que... Intentaré escribir mañana mismo, pero no prometo nada. De momento, aquí os dejo una historia muy original post-los juegos del hambre escrita por Ana, la chica que envió la historia de Annie en sus Juegos. Si queréis leerla, mirad los comentarios porque yo no pude hacer que se viese con el enlace. En fin, sin más dilación, aquí os lo dejo para que lo disfrutéis. También daré un aviso más y me callo: Las cosas que me enviéis no serán manipuladas así que si no estáis contentos con el resultado de vuestro trabajo lo tendréis que cambiar vosotros. Por cierto, ¡haber si me mandáis cositas que me aburro!

Capítulo 1

Una suave brisa entra por mi ventana, me tapo bien con la manta, no quiero levantarme, estoy bien aquí.

-¡Madge!- es mamá, buff ya no puedo echar otra cabezadita, aunque hoy me muero de ganas de ir al cole, nos han dicho que es un día muy especial. Me visto y bajo las escaleras. Me encanta esta casa, es enorme, aunque no me gusta el vecino Haymich, me da un poco de miedo. Cinna está comiendo ya el desayuno y como no se ha sentado en mi sitio.

-¡Cinna quítate de ahí ese es mi sitio!

-¡¿y qué no sabes compartir o qué?!

-sí que sé, lo que pasa es que ese es Mi sitio

-venga niños parad ya-dice papá

-gracias Peeta me están poniendo un dolor de cabeza…

-¿me haces tortitas papa?- le pregunto, a lo mejor cuela

-eso Katniss haznos tortitas-dice papa riéndose

-¡el pastelero eres tú!- que mal actúa mamá, intenta parecer enfadada, pero está más risueña que nunca.

Cuando me quiero dar cuenta es casi la hora de irme, antes de salir mamá me para y me pone un pin de un sinsajo con una flecha, y me dice-este es el motivo de tu nombre. Ya en el colegio la profesora entra con una tele enorme

-¿sabéis lo que se celebra hoy chicos? Hoy es el 30 aniversario del fin del capitolio y de los juegos del hambre. Este mismo día de hace 30 años dos de nuestros habitantes salvaron a los 13 distritos de Panem y así finalizando los juegos del hambre. Estos dos héroes han tenido dos hijos y uno de los dos está aquí, en nuestra clase: Madge Mellark Everdreen. Seguro que ya lo sabes, pero tu nombre viene de la mejor amiga de tu madre que murió en el bombardeo del distrito 12 y la cual le dio un pin de sinsajo ¡Ese mismo que llevas hoy! ¿No será el original? ¿Te lo ha dado tu madre?

Demasiadas preguntas en mi cabeza yo hija de dos ganadores… de los juegos de hambre…. Vivo en el barrio de los vencedores… mi madre tiene un pin con el símbolo de la rebelión, el cual llevo yo hoy…. No se me ocurre otra cosa que decir que

-Sí, creo que sí, me lo ha dado mi madre. Todos los ojos de los 30 alumnos están clavados en mí, algunos susurran, otros me miran con admiración y otros simplemente no dicen nada, a saber lo que estarán pensando.

-la revolución acabó con la muerte del presidente Snow. En este distrito hemos tenido solo tres ganadores, pero solo hemos conseguido ganar dos juegos del hambre, esto es por una razón... no te importa que hable de tus padres ¿Verdad?

-no, no claro que no…

Las lagrimas están a punto de salir y desbordar, no sé lo que hacer ahora todo encaja pero ¿qué? Mi padre no es capaz de matar una mosca, sin embargo mi madre me ha enseñado a trepar, cazar, tirar cuchillos….

-tu madre se presento por tu tía Primrose, que con solo doce años y una papeleta, fue elegida. Tu padre también fue elegido y juntos rompieron el corazón a todo panem, solo podía quedar uno, y cada uno quera salvar al otro por que estaban enamorados.

Qué raro se me hace que hablen de la vida amorosa de mis padres, ¡¿pero qué?! Aggg, mi padre y mi madre besándose en una cueva y mi padre tiene una grave herida, ¿pobrecitos lo que debieron sufrir!

Estamos toda la clase viendo los momentos más importantes de los 74 y 75 juegos del hambre, ahora me doy cuenta de lo parecida que soy a mi madre, excepto mis ojos azules que claramente los heredo de mi padre. No aguanto más, salgo corriendo me dirijo hacia el bosque, corro y corro hasta que me caigo sobre mis rodillas y empiezo a llorar, demasiadas cosas que concuerdan en mi cabeza, he estado muy ciega para no verlo, aunque creo que una parte de mi ya lo sabia.

Me voy a casa papá y mamá están trabajando allí estaré sola.

Tras cinco minutos tumbada en el sofá suena el teléfono, tengo miedo, solo llaman para emergencias, nunca usamos el teléfono. Dejo que suene el contestador,

-¡Katniss, Peeta! ¡El capitolio viene hacia el distrito 13! ¡Soy yo, Gale! Tener cuidado nuestras fuentes nos han dicho que pretender vengarse de todos nosotros haciendo unos nuevos juegos del hambre, yo ya he puesto a salvo a Johanna y a nuestro hijo y también a Annie y su hijo Finnick meteros en el bunker con Madge y Cinna. Son muchos y vienen con armas; en cuanto podamos os enviamos un aerodeslizador, pero por nada del mundo os quedéis en casa.

Salgo corriendo hacia la panadería de papá, pero cuando voy a salir un señor con un uniforme y el signo del capitolio me agarra y me mete en un aerodeslizador. Me inyectan algo y…



Capítulo 2

Abro los ojos poco a poco ¡ay! Que dolor de cabeza, a mi lado hay un chico de unos 15 años, como yo, es guapísimo, tiene el pelo oscuro y unos ojos verdes preciosos* Es guapísimo, el también está despierto

-hey, ya te has despertado

-¿tú sabes lo que hacemos aquí?



*el pelo oscuro de Annie y los ojos verdes de Finnick.



-¿no has escuchado el mensaje? Me pregunta como si fuese lo más obvio del mundo

-sí,… ¿tú eres Finnick?

Siento algo muy extraño dentro de mí al mirar a ese chico a los ojos, un escalofrío recorre mi cuerpo y siento el impulso de acercarme más a él. ¿Qué me pasa? Necesito levantarme, hay demasiadas cosas en mi cabeza, me gustaría estar en el bosque y correr y correr hasta caerme del cansancio. Se me nubla la vista, me empiezo a marear, veo como mi mundo se destruye y va cayendo dejándome a mi sola, y no quiero estar sola, si todo el mundo cae yo quiero caer, mis rodillas obedecen y se vuelven de goma haciendo que me espere un golpe que mi cabeza no va a agradecerme. Y en ese momento siento sus suaves brazos sujetándome y tumbándome en el suelo y puedo ver su sus ojos antes de que los míos se vuelvan a cerrar.

Pestañeo, hay demasiada luz artificial, no me gusta. Me encuentro tumbada en una cama e intento levantarme, pero m cabeza no me lo permite y me castiga con unos pinchazos insoportables. En frente e mi esta él, con esos ojos verdes mirándome fijamente y esos labios que hacen una suave y bonita sonrisa el ver que estoy consciente. Un escalofrió recorre mi nuca.

- Hola, que tal has dormido. Se acerca a mi cama, se sienta al lado mío tapándose con la manta- tengo miedo , tengo miedo de lo que pase en la arena, de lo que puedan hacer con nosotros, de que nos puedan controlar, de que todo vuelva a ser como antes y de que nada vuelva a ser como antes; pero ¿sabes qué? Hay una cosa buena en todo eso, te he conocido a ti.

Ni una palabra sale por mi boca, pero sin embargo en mi cabeza hay un lio terrible, me tapo con la manta no me apetece hablar, demasiado trabajo, ahora solo me apetece quedarme aquí, con Finnick a mi lado, sin pensar, sin hacer nada y sobretodo sin dormir. He tenido una pesadilla y se con certeza que si vuelvo a dormirme volveré a tener ese horrible sueño; como mamá cuando por la noche grita, al principio me asustaba, luego me contó que eran solo sueños, pero que daban miedo, aunque no teníamos nada que temer.

Veo que una lágrima cae por su perfecta mejilla, alargo el brazo y se la quito. Nuestras miradas se cruzan y nos quedamos unos segundos eternos y maravillosos en los cuales todos los problemas se han terminado y no existen, unos pocos segundos en los que el mundo era perfecto. Se acerca y yo hago lo mismo y cierro los ojos. Sus labios están suaves y calientes y transmiten seguridad. Termina. Mi primer beso, el mejor de mi vida, claro. Me doy la vuelta y me pasa el brazo por encima. Me hace creer que nada ni nadie podrían herirme ahora, que estoy protegida y fueran del alcance de cualquier peligro ni siquiera de una pesadilla. Y yo también tengo miedo, de perderlo aunque solo le conozco de hace unas horas que han parecido una eternidad, pero algo dentro de mi confía en él y es como si nos conociésemos desde hace mucho tiempo. No quiero pensar, solo sentir el calor de su fuerte brazo en mí.



2 comentarios:

  1. Ui! Se parece a la que yo escribí de la mini-Katniss (solo que así se llamaba Prim)! Pues que te voy a decir, que me encanta como escribes!
    Es genial, enhorabuena!
    PD.Kooypee! T·T lo siento, no debía de haberte presionado T^T Ahora me odio a mi misma (pero sigo queriendo el capítulo)

    ResponderEliminar
  2. jajajaj muxas gracias pero no escribo tan bien solo m aburro muxo xD
    yo tambien kiero un capitulo de distrito en llamas pero eso si no t agovies^_^
    ana

    ResponderEliminar