Seguidores

domingo, 24 de abril de 2011

Después

Los gritos de mamá me despiertan por la noche. Vuelve a tener pesadillas. Quiero ayudarla, pero se que nada de lo que yo haga puede calmarla. Porque grita por mí. Es mi culpa. Mia y del capitolio
Papá nos dejó claro que no lo era, que mamá tenía esas pesadillas desde antes de que se conocieran, que nosotros (Jace y yo) la habíamos hecho feliz, pero yo se que no es verdad. Es culpa mia.
No debí de haberla preguntado por su pasado en los juegos, ni por la abuela, ni por mi tia, la tia que no conocí, la hermana de mamá a la que tanto quería. La chica por la que llevo este nombre. Prim. La otra Prim.
Ahora Jace, mi hermano pequeño, tambien llora, y sus llantos, junto con los gritos desesperados de mamá y las suplicas de papá, hace que dormir sea practicamente imposible. Así que me pongo las zapatillas y avanzo con sigilo atraves del pasillo. Asomo la cabeza por la puerta y veo que mamá y papá estan acurrucados juntos, y Jace asoma la cabeza entre los 2. Ninguno llora. Todo vuelve a estar en silencio.
Cuando salgo fuera de casa me acosa un frio horrendo, y me arrepiento de no haber cogido una vata, o algo para taparme.Pero no vuelvo a casa, porque el lugar a donde voy no está lejos. Aporreo la puerta con fuerza, pero al ver que no responden grito:
-¡¡Haaaaaaymicht!!¡¡¡Tio Haymitch!!¡¡Abre, que soy Prim!!
Pero la puerta no se abre, y para colmo, a empezado a nevar. Cuando creo que me van a tener que estirpar los dedos de los pies de lo congelados que estan, la puerta se abre con un crugido, y la cabeza de tio Haymicht asoma por un lado.
-Prim, ¿que haces aquí?- dice, y por el tono de su voz ya se que esta borracho otra vez.
-Mamá tiene pesadillas de nuevo.
-¿Katniss?¿Otra vez?
Asiento, y Haymitch me mira. como si se estuviera planteando si dejarme pasar o no.
-Pasa.-me dice él al fin.
Naturalmente, se que Haymitch no es mi tio, a pesar de su parecido con mamá, pero para nosotros es parte de la familia, y para mi es mucho más que eso. Es mi apoyo, el hombre al que acudir cuando hay problemas. Y para mamá tambien. Tio Haymitch es tio Haymitch.
Me siento en el sofá, en el que hay 2 botellas de licor y espero a que tio Haymitch haga lo mismo.Peor, en lugar de eso, coge  una botella de licor, pega un trago y dice:
-¿Qué le pasa a Katniss ahora?
-Ya te lo he dicho. Vuelve a tener pesadillas. Por mi culpa.
-Eres idiota.-me dice Haymitch, mientras se sienta en una mesa.- No es culpa tuya. Es culpa del Capitolio y su tenacidad y sus estupideces, y sus Juegos de Hambre.
-El capitolio ya no existe, tio Haymitch.
-Sigue existiendo, pero tu eres muy joven para comprenderlo. Es posible  que lo hayan destruido, pero sigue ahí, en nuestros corazones, en el miedo que sentimos todos lo que lo hemos vivido , de que la historia se repita, de volver a pasar por aquello. El Capitolio sigue en pie, Prim. Y tu madre lo sabe.
-Pero solo tiene las pesadillas desde que yo pregunté por eso. Sí es mi culpa.
-Eres tan cabezota como tu madre , Primrose. Lo que pasa es que a Katniss le da dolor de cabeza que sepas todo eso de su pasado, porque teme que la historia se repit contigo de nuevo.De que te envien a una tortura sin fin en la que es matar o ser matado. Pero ese temor siempre ha estado ahí, lo que pasa es que tus preguntas lo despertaron.
-Por eso es mi culpa.¿Ves? Hasta tu lo has reconocido. Y no puedo hacer nada.
Haymitch caya, bebe otro trago de la botella, que ya esta casi vacía, y dice:
-Si, si que puedes. Ven, y trae un papel, anda.

Otra vez vuelven las pesadillas de mamá. Otra vez Jace llora. Otra vez papá los consuela. Pero yo ya se que hacer. Me levanto, estudio lo que Haymitch escribió una vez más y me dirigo al cuarto de mis padres. Papá ha ido a consolar a Jace, asi que mamá esta sola en la habitación, abrazada a Buttercup, que es nuestro viejo gato.
-Prim,¿eres tú?-dice mamá, moqueando.
-Sí, mami, soy yo.
Hay un silencio incomodo, pero Buttercup maulla y los ojos de mamá de llenan de lágrimas de nuevo. Me hacerco a la cama, y con la voz más dulce que puedo, canto:
En lo más profundo del prado, allí, bajo el sauce
hay un lecho de hierba, una almohada verde suave
recuéstate en ella, cierra los ojos sin miedo
y, cuando los abras, el sol estará en el cielo.
                     
*************************************************************************************
Vale, este es un regalo que he decidido poner. Lo escribí hace tiempo, y es un poco zarrapastroso, pero me gustó el resultado y quiero saber vuestra opinión!! Un saludo!!
Atte:
Mix!!

5 comentarios:

  1. OMG!! Es de los mejores post-juegos-del-hambre que he leído!! El más original!! Im lovin´it XD Mix!, fuera de coñas, esto es genial, es precioso, escribe más cosas así, plisss!!! *__*
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. :3 K EMOCIÓN!! No sabía si os iba a gustar!! Gracias a todas!

    ResponderEliminar
  3. Si "Wow" se cuenta como palabra, esa seria mi definición de esto. ¡Es total y completamente wow!

    ResponderEliminar
  4. Precioso. Simplemente, precioso. Me he quedado sin palabras...
    Gracias por estas bonitas historias! :)

    ResponderEliminar